Saltar al contenido

Bichón maltés

Bichon maltes en hierba

El bichón es uno de los perros favoritos de todos aquellos que viven en las grandes ciudades y es que es una mascota perfecta para tener en un piso. Uno de los perros más cariñosos y bonitos que puedes tener compartiendo tu espacio.

¡Aquí te traemos todo lo que debes saber si quieres tener un bichón maltés!

Origen del bichón maltés

El bichón maltés es originario de Italia, derivándose su nombre de la isla de Malta. No tiene un origen muy claro, ya que en el intento de crear una raza lo más pequeña posible, los numerosos cruces entre perros pequeños de diferentes razas, dieron lugar a varios tipos de bichón maltés, no siendo hasta el siglo XIX, cuando se reconoce la raza con las características de hoy en día.

Fue utilizado en la antigua Roma para ayudar y acompañar a las matronas, debido a su gran espíritu familiar, su tranquilidad y su emocionalidad con los niños y con las madres embarazas. Aunque posteriormente, una de las principales funciones a las que se destinó por su pequeño tamaño y su agilidad, que recordaba a una ardilla, fue a la caza de ratones en las zonas costeras, tanto en los puertos, como en los barcos, que suponían una falta de higiene para las pescas diarias.

Características del bichón maltés

El Bichón maltés es un perro de raza pequeña, suele medir entre unos 20 y 25 cm, según sea macho o hembra, y su peso oscila entre los 3 y los 4 kg, aunque hay algunos ejemplares como el bichón maltés mini o bichón maltés toy, también llamado bichón maltés americano que no suelen superar los 2.5 kg.

Sus patas son cortas y no muy fuertes, su pequeño tamaño y su escaso peso no hacen de esta raza un perro muy resistente al ejercicio intenso o a caminar grandes distancias.

Aunque es un perro enérgico y bastante vivo, no necesita mucho ejercicio, y le encanta pasarse el tiempo tumbado en casa en compañía de sus dueños, siempre y cuando se le saque diariamente al menos dos veces al día y los fines de semana se amplíen un poco estos paseos para que se mantenga en forma y no se vuelva un perro perezoso.

El color admitido de esta raza es el blanco. El bichón maltés adulto tiene un  blanco un poco más apagado, que el bilchón maltés cachorro, pero siempre tiene un color blanco puro, pudiendo a veces tener una tonalidad tendiente a canela.

No se admite el color negro, por ello, lo más probable es que un bichón maltés negro provenga de una mezcla con otra raza, normalmente con un yorkshire terriere.

Su pelo es suave, abundante, largo y debe de cortarse al menos 2 veces al año e hidratarlo con regularidad, para que se mantenga brillante y sedoso.

No obstante, no debemos cortarle el pelo a un bichón maltés demasiado, ya que esta es una de las razas que no tiene manto interno, y si se le quita mucho pelo de su manto exterior le afectará mucho tanto el frío como el calor, ya que el pelo es su única forma de protección y es el que les permite adaptarse a todo tipo de temperaturas.

Carácter y temperamento del bichón maltés

El bichón maltés es un perro muy cariñoso y familiar. Es perfecto para aquellas familias que tengan niños pequeños, ya que tienen mucha paciencia y serán compañeros de juegos incansables, y también para aquellas personas mayores que viven solas, ya que les harán mucha compañía y no necesitan mucha actividad, con algún paseo diario,
será suficiente para ellos.

Por otro lado, debido a este carácter dócil, tranquilo y, a veces, algo dependiente, no es la raza más idónea para aquellas personas que pasan mucho tiempo fuera de casa, ya que si se siente sólo, puede ladrar y llorar pudiendo llegar a ser muy ruidoso y sufriendo con ello bastante ansiedad.

No obstante, este comportamiento puede evitarse si en sus primeros meses de vida se les adiestra y educa debidamente. Una solución para
aquellas personas que por trabajo u otras circunstancias estén mucho tiempo fuera de casa, es tener dos, ya que les encanta la compañía de otros de su misma raza.

También es importante llevar a cabo con el bichón maltés cachorro un buen proceso de socialización, para evitar que debido a su pequeñísimo tamaño y su carácter algo retraído, se vuelva un perro miedoso.

Son perros bastante inteligentes, ágiles, les encanta complacer a sus dueños y aprenden muy rápido, lo que hace de ellos una muy buena raza para adiestrar y para enseñarles algunos trucos.

Salud y alimentación del bichón maltés

El bichón maltés es una raza algo delicada, sobre todo cuando son cachorros, por ello es importante proporcionarles una buena alimentación, con ausencia total de azúcares, ya que no tienen enzimas encargadas de procesar el azúcar, por lo que puede hacerles mucho daño las comidas ricas en azúcares, o la comida procesada que tenemos en nuestra casa.

Teniendo esto en cuenta, sólo es necesario seguir una rutina en la que se le alimente tres veces al día y con su propio pienso, si se le acostumbra de cachorro, ya no querrá otro tipo de comida y mantendrá una buena salud física, evitando el sobrepeso.

En cuanto a las enfermedades más comunes, no es un perro que sufra muchas afecciones. Debemos de prestar atención a su piel y pelo, ya que puede sufrir alergias y, en especial a sus ojos, ya que son tendentes a la conjuntivitis. Ésta les produce mucha secreción y puede provocar las manchas que, sobre todo, en edad avanzada tienen bajo los ojos, que al ser de color blanco, se les presentan más marcadas.

Cuidados del bichón maltés

Teniendo en cuenta los consejos previos de alimentación, no es necesario ningún cuidado especial con los bichones. Si queremos que su pelo se mantenga fuerte y brillante, es recomendable cepillarlo todos los días y cortarle el pelo al menos dos veces al año. Como sólo tiene una capa de
pelo, no tienen época de muda y apenas se les cae el pelo, por lo que son perros muy limpios.

Sin embargo, para evitar que se le enrede y se produzcan nudos, debemos hidratarlo con regularidad, siempre con productos especiales y testados recomendados por el veterinario o tiendas especializadas, ya que son propensos a sufrir alergias y con ello, problemas cutáneos.

Razones para tener un bichón maltés

– Son inteligentes, cariñosos y muy agradecidos.

– Son ideales para vivir en un apartamento y se adaptan muy bien a la vida en ciudad porque no necesitan mucha actividad.

– Son perfectos para vivir con personas mayores por su pequeño tamaño y porque no necesitan muchos cuidados.

– Será el miembro de la familia preferido de los niños, ya que aguantarán todos sus juegos y les defenderán por encima de todo.

– Habrás encontrado tu compañero ideal para los domingos de sofá.