Saltar al contenido

Peces y peceras

Tener un acuario o pecera con tu mascota acuática es una excelente opción, pero no para todo el mundo. Hablamos de animales que necesitan cuidados y atención, pero también de un elemento que hará de tu casa un lugar inconfundible. ¿Quieres saber más sobre los peces como mascota? En esta página encontrarás lo más importante para empezar.

Razas de peces de acuario

Tener peces de mascota

Desde tiempos inmemoriales el ser humano ha tenido peces como mascotas, eso es innegable. Por sus propias características y la forma de conservarlos (en lustrosas peceras o tanques) se han convertido en un elemento incluso ornamental y de adorno en muchas casas. ¿A quién no le gusta ver peces en un acuario de salón? Pero no por ello dejan de ser mascotas, por lo tanto es de vital importancia que seas consciente de las características de los peces y de los cuidados que necesitan.

Llamamos acuarofilia a la afición que muchas personas tienen hacia nuestros protagonistas, y no es de extrañar que haya tanta tradición puesto que son animales que, si bien no son muy “animados” tienen un efecto relajante y anti estrés a la que muchas personas son adictas.

Los peces como adorno son una costumbre que nunca ha decepcionado a nadie, pero ¿cómo empezar? ¿que peces adquirir? ¿qué precauciones se deben tomar? ¡Sigue leyendo para aprender más antes de ponerte manos a la obra!

Características de los peces mascota

+ Los peces son una especie animal vertebrada y acuática, su anatomía es el resultado de milenios de evolución y adaptación a la vida en el agua, su característica más especial es la respiración. Para conseguir nutrirse del oxígeno del agua utilizan unas aberturas en su cuerpo llamadas branquias, aunque hay alguna excepción que tiene pequeños pulmones.

+¿Cuántas especies hay? No se sabe cuántas especies distintas existen ya que todos los años aparecen nuevos descubrimientos, pero en la actualidad hay cerca de 22.000 especies descubiertas, ¡un número altísimo!

+ Peces de agua dulce y peces de agua salada. Como sabes hay dos clases fundamentales de agua: salada (mares y océanos) y dulce (ríos), pues con los peces ocurre exactamente lo mismo hasta el punto de que un pez de agua dulce no puede vivir en un mar y viceversa. Por lo tanto, a la hora de adquirir tu pez recuerda bien esto, y no mezclar especies de distintos orígenes.

+ Vista de los peces. Nuestras mascotas cuentan con dos ojos que no tienen párpados, por lo que siempre llevan los ojos bien abiertos. Su capacidad visual es bastante más avanzada de lo que se suele creer, sin embargo las condiciones ambientales acostumbran a no ser propicias en muchas ocasiones por lo que cuentan con órganos sensoriales adaptados para alertarles de depredadores, paredes o riscos, etc, gracias sobre todo a la percepción de estímulos vibratorios.

Esto ha llegado hasta tal punto que, algunas especies, han desarrollado hasta mecanismos de iluminación a través de su propio cuerpo. Así es, cuentan con artefactos desarrollados a modo de linterna. Los peces abisales, típicos de las grandes profundidades, son los jefes en este asunto, aunque, no son muy agraciados…

Pez abisal
Pez abisal

+ Movimiento. Los peces no cuentan con un aparato locomotor como tal, sino que se desplazan a través de movimientos ondulantes con su cuerpo y el uso de las aletas.

+ Reproducción. Son animales ovíparos, es decir, ponen huevos; aunque también hay especies vivíparas que paren a sus crías directamente. Otra característica es que no cuentan con órganos sexuales externos como, por ejemplo, los mamíferos.

Tipos de peces: ¿cuál escoger?

Existen tantas especies de peces y de tan distintos lugares y aguas, que resulta abrumador decidirse por tu primer pez de mascota. No te preocupes, es algo normal en las personas principiantes en la acuarofilia, lo más importante es investigar sobre las características de cada una de las especies que nos estemos planteando.

Esta investigación es fundamental para evitar mezclar en la misma pecera o acuario peces con costumbres o características biológicas incompatibles. Por ejemplo, debemos evitar mezclar peces vivíparos con ovíparos, así como debemos fijarnos en los distintos niveles de actividad para que no convivan peces muy activos y ágiles con otros tranquilos puesto que podrían estresarse y sufrir, y nosotros no queremos eso, ¿verdad? Otro punto que chequear es el de la temperatura del agua, hay peces originarios de climas tropicales que necesitan temperaturas cálidas, mientras que otros son peces de agua fría.

Si hablamos de incompatibilidades, debemos hacer especial mención a uno de los peligros fundamentales, en los que los inconvenientes van más allá del estrés: incompatibilidad de especies. Algunos peces sencillamente no pueden convivir en la misma pecera porque se convierten en animales violentos y pueden atacarse unos a otros. Esto no es algo exclusivo de los peces, otro animal totalmente distinto pero que comparte esta característica es el hámster.

Otra cosa en la que debemos prestar nuestra atención es que sean peces “fáciles” de criar y cuidar. Ya cuando tengamos práctica y seamos más expertos podremos intentar adquirir peces más complicados. El pez disco, el Gold fish o el pez ángel son algunos de los mejores para empezar, además son muy bonitos y coloridos.

En definitiva: infórmate bien antes de adquirir tus primeros peces, desde todomascota.net te aconsejamos que te dejes asesorar por los expertos en peces, veterinarios y responsables de tu tienda de animales.

Algunos consejos para tener un acuario de peces

Tener un acuario con peces es una excelente opción para aquellas personas que quieren tener una mascota pero no pueden dedicarle demasiado tiempo como, por ejemplo, a un perro. Además, las personas alérgicas no sufrirán con ellos ya que, al igual que las serpientes, no provocan reacciones alérgicas por estar en su compañía. Esto es porque son animales que requieren pocos cuidados y las tareas a realizar no son costosas ni en tiempo ni dinero. Estas tareas fundamentales son la alimentación de los peces y la limpieza de la pecera o acuario donde se alojen cada cierto tiempo.

Algo que está directamente relacionado con la limpieza del agua es la alimentación. Arrójales la cantidad de alimento que necesitan sin incurrir en excesos, ya que sino se comen toda la comida que les das, esta quedará flotando en el agua, se desintegrará, y hará que el agua esté sucia y debas limpiar tu acuario con más frecuencia de la aconsejada.

Precisamente por no ser mascotas al uso como perros o gatos, no podrás interactuar con ellos en el sentido de que no podrás tocarlos con asiduidad y, por supuesto, no debes capturarlos del agua y sostenerlos en tus manos. Buena prueba de esta imposibilidad es que  las escamas y piel de tus peces pueden provocarles heridas como consecuencia de la diferencia de temperatura, de modo que, sé especialmente cuidadoso tratando a esta mascota.

Otro aspecto a tener en cuenta es la acidez del agua. Infórmate bien cuando adquieras a tus peces sobre el pH en el que han de estar bañados para que no tengan problemas de salud.

Por último: presta atención a los ruidos porque son animales con tendencia a estresarse por este motivo. No significa que no puedas ver la televisión en su presencia, ni cocinar, pero ruidos fuertes y repentinos pueden asustarles y provocarles estrés.

¿Pecera o acuario?

El lógico primer paso para traer a tu casa a tu mascota es adquirir una pecera o acuario que hará las veces de hábitat.  Para ello es fundamental si debemos decantarnos por una pecera o un acuario y saber las diferencias fundamentales entre una y otro.

Pecera

La pecera es un recipiente de dimensiones reducidas con forma esférica u ovalada. El material de fabricación suele ser plástico, aunque también los hay de cristal. Si te decides por una pecera te recomendamos las de plástico porque en caso de caída son más resistentes.

Pecera con pez y planta
Ejemplo de una pecera

A continuación te detallamos lo que son, bajo nuestro criterio, las principales ventajas e inconvenientes:

Ventajas de la pecera

  • Precio más reducido.
  • Ideal para tu primer pez y que cojas experiencia.
  • Muy estéticas, quedan bien en cualquier mueble.
  • Sencillas de utilizar.

Inconvenientes de la pecera

  • No permiten alojar muchos peces. Aprovechamos para señalar que cuanto más espacio le des a tu mascota, ¡mejor! de modo que si utilizas una pecera, intenta que sea para uno o dos peces a lo sumo y de pequeño tamaño corporal.
  • No se les puede añadir un calentador eléctrico, por lo que no son aconsejables para peces de aguas cálidas o templadas y sí para peces de agua fría
  • No se les puede incorporar un filtro de agua, lo que ocasione que tengamos que cambiar manualmente el agua con mayor periodicidad que con un acuario.
  • Por el reducido espacio de movimiento, tu pez se puede estresar.
  • No suelen tener tapa, por lo que un niño o mascota inquieta podría acceder al interior con facilidad y molestar o, incluso, matar a nuestro pez.

Acuario

El acuario es un recipiente de mayor capacidad que una pecera, usualmente de forma cúbica, y el más aconsejable para tener peces como mascota. Sus dimensiones hacen posible incorporar filtros para limpiar el agua de manera continua así como dispositivos para regular la temperatura.

Acuario
Acuario doméstico

A continuación te detallamos lo que son, bajo nuestro criterio, las principales ventajas e inconvenientes:

Ventajas del acuario

  • Tamaño. Al ser de grandes dimensiones permiten tener muchos peces que se muevan y disfruten con libertad, por lo que tendremos más peces y más felices.
  • Permiten incorporar calentador de agua, termómetro, regulador de acidez y filtro para depurar el agua, de modo que requieren menos mantenimiento y atención.
  • Podemos tener peces de aguas cálidas, en una pecera no es posible.
  • Tienen una tapa, impidiendo el acceso de otras mascotas que tengamos en nuestra casa y garantizando la seguridad de nuestros peces.
  • Podemos adornar nuestra pecera con piedras, troncos, maquetas de barcos hundidos, etc, por lo que dará una imagen a nivel estético increíble. Pero ojo, asegúrate de que estos elementos no emiten sustancias en contacto con el agua que puedan ser tóxicas y dañar la salud de tus peces. En las tiendas de animales tienen infinidad de artículos para adornar acuarios que reúnen las condiciones de seguridad y calidad necesarias.

Inconveniente del acuario

  • Exigen tener un espacio grande, por lo que no es apto para todas las estancias.
  • El coste de adquirir un acuario es mucho más alto que una pecera al tener que adquirir extras para su mantenimiento.
  • Coste de manutención más alto al consumir electricidad.

Peces que no necesitan filtro

El filtro del acuario o pecera es uno de los elementos fundamentales para cualquier aficionado a la cría y cuidado de peces. Básicamente es un artefacto eléctrico que mueve el agua, para que esté en contacto con el aire y así renueve su carga de oxígeno. Además, al realizar este proceso el filtro capta y almacena las impurezas y residuos del agua, para que no se encuentren en suspensión junto a nuestros peces.

Es por esto que contar con un filtro de pecera, ya sea filtro externo o interno, es fundamental para cuidar de nuestros peces y que gocen de buena salud.

Ahora bien, en la naturaleza los estanques, aguas fluviales, etc, no tienen filtros de agua ¿verdad? Por lo tanto puede que te preguntes si es un filtro es tan imprescindible. La respuesta es simple: sí lo es. En la naturaleza el agua suele estar en movimiento, de manera que se oxigena con mayor facilidad y desplaza los desiduos. En nuestros acuarios en cambio el agua está estancada, por la que hemos de ingeniárnoslas para suplir esta carencia y el filtro cumple esta condición.

Por otra parte, hay determinados peces que no necesitan filtro, es decir, peces que consumen cantidades muy pequeñas de oxígeno. Para esta clase de peces es aconsejable tener plantas en el acuario, que durante el día irradiarán oxígeno, de modo que con este cuidado, y la renovación periódica del agua, podemos prescindir del filtro de agua.

Un buen ejemplo de estos peces son los coloridos peces Guppy, los Guramis o los Colisas. Como siempre, te aconsejamos que te dejes asesorar por un experto el peces o tu veterinario de confianza, para estar segur@ de si puedes prescindir de este filtro.

Cómo hacer una pecera

Existe la posibilidad de fabricarnos nosotr@s mismos nuestro propio acuario o pecera en casa. En esencia la estructura no es compleja y los pasos a llevar a cabo para su construcción no son difíciles.

De todos modos, embarcarnos en una empresa de este tipo es arriesgado puesto que si tenemos cualquier pequeño defecto al fabricarla corremos el riesgo de que, una vez que esté lleno de agua, haya fugas o, peor aún, se rompa. Por este motivo te aconsejamos que si no tienes experiencia en el manejo de soldaduras y carpintería, no comiences con una pecera de gran tamaño. Como se suele decir “la práctica hace la perfección”, por lo que cuando aprendas de tu experiencia, podrás corregir posibles errores y fabricar acuarios de mayor tamaño y menos defectos.

A continuación te ofrecemos un vídeo en el que puedes ver como su autor fabrica un acuario de una dimensión considerable para que puedas utilizarlo de motivación e inspiración.