Saltar al contenido

Conejo

Seguro que has visto que en los últimos años cada vez hay más personas que confían en un conejo como mascota. ¡Por supuesto! Es una excelente opción para mucha gente por su  increíble encanto, desde que son conejos bebés, hasta que crecen. ¡Y eso cuando crecen! ya que cada vez es más común ver al conejo toy como mascota en el hogar. De esta clase de conejo tan pequeñito es del que hablaremos en ésta página.

Razas de conejo toy

Origen del conejo como mascota

Como en tantas ocasiones, los expertos no se ponen de acuerdo de cuándo el ser humano empezó a acompañarse de conejos como animales de compañía y no netamente como producto cárnico y de vestimenta. Sin embargo, parece que es en tiempos más modernos cuando se ha ido extendiendo esta práctica hasta llegar a un punto en el que miles de personas tienen en su casa un conejo como mascota.

Lo cierto es que el conejo es un animal de granja, que se ha utilizado como alimento y como abrigo gracias a la excepcional piel que tienen. No obstante, en todomascota.net somos amantes de los animales, así que ¡centrémonos en lo increíbles que son los conejos como compañeros de piso!

Una de las pieles más comercializadas en la industria era la de armiño, que fue prohibida a mediados del sigo XIX. Esto originó que los empresarios buscaran pieles de semejantes características, encontrando en el conejo una excelente opción. A raíz de ello comenzó una serie de cruces tomando como base al conejo polish, que derivaron en la gran variedad de conejos, y sobre todo, de colores de pelaje actuales. Gracias a este triste hito, en la actualidad contamos con un arcoiris de pieles para nuestra mascota protagonista.

Características de los conejos miniatura

La mayor parte de los conejos que son utilizados como mascota son conejos toy o miniatura. En esencia son iguales que los conejos salvajes, pero con unas características estéticas y de tamaño que los hacen muy adorables y cómodos.

El tamaño del conejo varía mucho en función de su raza, aunque todos tienen en común tener reducidas dimensiones. Por ejemplo un conejo belier puede llegar a más de dos kilogramos de peso, mientras que un conejo holandés rara vez sobre pasa el kilogramo de peso. Hablamos, en cualquier caso, de animales ¡muy pequeños!

Sin embargo, no creas que el conejo es un animal tranquilo, son extremadamente ágiles, alcanzando una alta velocidad en carrera. Por lo que si alguna vez se te escapa, tendrás que ser muy rápido para alcanzarle. Además, su poco peso hace que puedan cambiar de dirección en un pestañeo, lo que en su hábitat natural les convertía en presas difíciles cuando se alertaban de la presencia de un depredador.

Una curiosidad importante sobre sus características físicas es que sus dientes no paran de crecer nunca, por lo que si tienes un conejo es muy aconsejable que tengan un objeto que roer para limar sus dientes. En las tiendas de animales podrás encontrar piedras con esta finalidad, ¡tu mascota te lo agradecerá!

Alimentación del conejo mascota

Muchas personas se deciden por un conejo como animal de compañía porque es práctico, pequeño y, a priori, no parece difícil de cuidar. Pues bien, esto es cierto, no estamos ante un animal que necesite unos cuidados exhaustivos, sin embargo hay que saber cómo cuidarles para que estén sanos y fuertes.

En cuanto a su alimentación, son animales eminentemente hervíboros, pero es aconsejable que tengan una dieta equilibrada por parte de sus dueños. Es común ver cómo se les dan golosinas para conejos como base de su alimentación, pero esto no es correcto y puede perjudicar la salud de tu mascota.

Lo ideal es que sigan una dieta 80/20/20, esto es: 80% hierba fresca o, en su defecto, heno; 20 % pienso para conejos; 20% pienso de alta calidad y chucherías para conejos (utilizada como recompensa). No obstante, la mayoría de los piensos actuales tienen cualidades para darles estas proporciones de manera óptima, por lo que podemos complementar este alimento con pequeños frutos o chucherías. En futuros posts profundizaremos algo más sobre los cuidados y alimentación de nuestros conejos toy.

Cuidados básicos

Además de la alimentación, recuerda, tu conejo es un ser vivo, no un juguete, por lo que hay que prestarles atención y cuidados. Por ejemplo, si tu conejo es de pelo largo, es muy aconsejable que le cepilles periódicamente con un peine de cerda suave, para evitar que se le generen nudos que puedan molestarle e irritar su piel. El conejo cabeza de león ¡es un experto en esto del pelo largo!

Por otra parte, hemos hablado de que son animales ágiles ¿recuerdas? Pues precisamente por ello son animales muy activos que les gusta ejercitarse. Es por ello que te aconsejamos que si usas una jaula como su “residencia habitual”, le permitas salidas de la misma de una manera controlada. Por ejemplo, habilita un pequeño espacio donde el conejo pueda moverse libremente en determinados momentos del día. Recuerda que no debe haber pequeños agujeros por los que pueda escaparse, puesto que si no estás prestándole atención, podría escaparse y no saber volver, ¡o incluso podrías perderle! Además, si le dejas jugar o estar contigo, has de tener cuidado puesto que les gusta roer todo lo que se encuentran y pueden cortar cables. No serías el primero en tener que comprarse unos nuevos headphones 🙂

Por último, el conejo no es una mascota que precise de acudir con frecuencia al veterinario, pero debes estar atent@ a su piel, que no tenga parásitos (hay vacunas para ello) sobre todo si vives en el campo; y que tenga orejas y dientes en buen estado (¡atención al sobrecrecimiento de los dientes!). Si tienes cualquier duda recuerda acudir a tu veterinario a que le eche un vistazo, siempre es más tranquilizador.

El conejo como animal doméstico

Ya te hemos comentado algunas de los puntos más importantes sobre el conejo, sin embargo no hemos hablado de su carácter, ¿verdad?

El conejo es una mascota mucho más inteligente de lo que comúnmente se cree, incluso reconoce a las personas y si está muy familiarizado con nosotros, te puede seguir por la casa.

Es cierto que en origen un conejo es un animal nervioso y miedoso, por lo que cuidado con sobresaltarles o asustarles. Te recordamos nuevamente que ¡no es un juguete! y pueden sufrir enfermedades como nerviosas o anímicas como el estrés. Por otra parte tienden a ser independientes, por lo que desde que le conozcas, procura prestarle atención, juega con él, prémiale con golosinas cuando haga lo que deseas (como defecar en el sitio que le corresponde); acaríciale y mímale como se merece.

Seguro que con esta atención, consigues que tu mascota te quiera ¡tanto como tú le quieres a él!

Por último, al ser miedosos pueden asustarles otros animales que tengamos como mascota, como por ejemplo un gato. Con el tiempo se acostumbrarán el uno al otro, pero intenta estar presente en estos encuentros y que sea progresivo.

Casas para conejos

Ya hemos visto que el conejo de mascota es sencillo de cuidar, pero no por ello no son exigentes. El conejo, como cualquier mascota, necesita de su propia casa. Si tienes espacio y medios te recomendamos que adquieras o construyas casas más elaboradas, preferiblemente de madera, para que tu conejo tenga el espacio que necesita.

En caso contrario, lo más corriente es que optes por una jaula de conejos. ¡Pero no vale cualquiera! Te presentamos las principales recomendaciones:

  • Tamaño. Cuanto más espaciosa y amplia sea la jaula, mejor. Si tienes espacio recuerda la regla general. En caso contrario, baraja el espacio que tienes disponible y las distintas opciones para adquirir la jaula de conejos que más se adapte a tus necesidades. También debes tener en cuenta el tamaño de tu mascota, de este modo debería ser capaz de estirarse sin problema e incluso tener área para moverse con cierta comodidad. Te aconsejamos una jaula con extensión 5 veces su cuerpo, a ser posible.
  • Estancias. Aunque una jaula sea un espacio reducido podemos crear pequeñas “habitaciones” de modo que tu mascota tenga su sitio para comer, otro para jugar, y uno último (al menos) para dormir.
  • Suelo. Ya sabemos que en el suelo de la jaula debemos colocar sustrato que absorba la orina y además para que nuestro conejo se encuentre más cómodo y seguro. Sin embargo hay otro asunto a tener en cuenta cuando hablamos del suelo y es que este debe de ser liso. Hay jaulas que, al igual que tienen alambre en el techo o paredes, lo tienen en el suelo. Te aconsejamos que adquieras una jaula con un suelo liso para evitar que tu conejo se lastime. Si esto no es posible, una opción es colocar tablillas para que tu conejo se mueva y simular ese suelo.
  • Verticalidad. Puede que el espacio disponible para colocar la jaula sea reducido y no te permita tener todas las estancias necesarias. Una opción es adquirir jaulas con dos pisos o más, de modo que en extensión ocuparán menos espacio pero tu conejo tendrá el sitio necesario. Recuerda colocar rampas para que pueda acceder de una planta a otra.
  • Colocación de la jaula. Al igual que los conejos pueden asustarse por ruidos, también pueden sufrir estrés como consecuencia de la falta de actividad a su alrededor. Son animales muy curiosos y se sienten más cómodos cuando tienen a sus compañeros humanos a su alrededor. Por lo tanto te aconsejamos que coloques la jaula en lugares donde haya actividad, como la cocina, o tu habitación si pasas en ella tiempo.