Saltar al contenido

Aves y pájaros

¿Te gustaría tener un ave como mascota en tu casa? ¿Quieres saber cuales son las ventajas de tener un pájaro como mascota? ¿No sabes qué ave escoger como animal de compañía? Estás de enhorabuena porque en todomascota.net somos ¡grandes seguidores de los pájaros y aves exóticas como mascota! En este artículo podrás encontrar todo lo que necesitas saber para adoptar un pájaro, ¡o varios!

Tipos de aves mascota

Existen multitud de pájaros en la naturaleza, el número es casi infinito. Sin embargo nosotros nos centraremos en aquellas aves que es más común tenerlos en nuestra casa como compañer@s

Tener un ave o pájaro de mascota

El origen de los pájaros como animales de compañía se encuentra muchos años atrás, y es que, desde que casi les hemos conocido, las personas han gustado de tener aves junto a ellos. Y no es de extrañar, puesto que muchas especies, fundamentalmente las que tradicionalmente se han incorporado a nuestros hogares, son animales dulces, cariñosos y estéticamente hermosos.

Lo cierto es que tener un ave mascota es una tarea que conlleva una gran responsabilidad. Has de tener en cuenta que son animales vulnerables y que gustan de nuestra compañía, pero también necesitan que las cuidemos, alimentemos y mimemos. Recuerda que la mayor parte de su tiempo contigo estarán en una jaula, lo que las impide numerosas actividades de manera regular y las hace especialmente dependientes de los humanos.

Sin ir más lejos, y desde el punto de vista emocional, los pájaros como mascota necesitan compartir tiempo con sus dueños, es más, ¡les encanta el contacto humano! Les ayuda a estar más activas y les sirve de estímulo diario. En el caso de que no puedas dedicarle este tiempo a tu ave, es mejor que te decidas por otro animal más independiente porque tu mascota podría enfermar y tener comportamientos autolesivos.

Algo genial que tienen las mascotas como los pájaros es que dan mucha alegría, suele gustarles cantar, moverse, y además, visualmente acostumbran a tener unos colores vivos y resplandecientes que, sin duda, harán que la estancia donde se encuentren de tu casa se convierta en un festival.

Alimentación de los pájaros

Alimentar a un ave de mascota no es una tarea complicada, aunque es cierto que lo primero (como siempre recomendamos) es empaparse bien de información respecto de la especie que hayas adquirido o vayas a adquirir. Bien es cierto que la alimentación de prácticamente cualquier ave doméstica es muy similar en su esencia, pero cada una de ellas tienen requerimientos distintos, especialmente en lo referente a vitaminas y minerales. Te aconsejamos que acudas a un experto en aves o a tu veterinario de confianza para tener todos los datos e información que necesitas para convivir con tu ave.

En esencia la alimentación de las aves se basa en:

  • Semillas. Esta es la base fundamental de la comida de los pájaros. ¡Pero darles semillas no es suficiente! Hemos combinar las distintas variedades de este alimento (trigo, pipas, etc) para cubrir la combinación de vitaminas y minerales que cada especie necesite. No obstante en el mercado puedes encontrar bolsas de semillas especiales para cada especie que ya contiene la combinación adecuada.
  • Alimento fresco. Es interesante complementar la alimentación en base a semillas con alimento fresco como verdura de hoja (lechuga, perejil…)  hortalizas como zanahoria o patata muy troceada, o incluso frutas (mejor frutas tropicales del estilo del plátano, melón, sandía o mango) Es cierto que algunas aves consumen algunos animales como lombrices, infórmate de si tu especie es consumidora de este tipo de carne para proveérsela. Eso sí, si coges tú mismo las lombrices recuerda lavarlas bien antes de dárselas.

    Jaulas para pájaros

    Al igual que cuando hablamos de los conejos, cuando tomamos la decisión de tener un ave como mascota, hemos de dedicar recursos económicos suficientes para adquirir una jaula. Ten en cuenta que esta jaula se convertirá en la residencia habitual de tu pájaro, por lo que es de vital importancia pararse el tiempo necesario para meditar esta decisión y adquirir la jaula correcta para tu mascota.

Tamaño de la jaula

Lo primero en que debemos fijarnos es en el tamaño. Recuerda la regla general que defendemos desde todomascota.net, cuanto más grande sea la jaula y más espacio tenga nuestra mascota para moverse, mejor. Mucho mejor. En el caso de las aves aún, si cabe, es más importante el tamaño ya que su tamaño corporal aumenta considerablemente cuando despliegan sus alas, así que no te olvides de tener esto en cuenta cuando vayas a buscar el hogar de tu pájaro. Como es lógico, una jaula de loros y una jaula para canarios, no deben tener el mismo tamaño si estás corto de espacio, aunque la máxima es: ¡cuanto más grande mejor! Si la jaula para tu canario es tan grande como si fuera para un loro, tendrás un canario más contento.

También hay otro factor que debes barajar: si es tu primer ave, es muy posible que no sea la única y, en poco tiempo, decidas darle un acompañante a tu pájaro. Por lo tanto, si vas a adquirir, por ejemplo, alguna de las jaulas para canarios de tu pajarería de confianza, asegúrate de que hay suficiente espacio para incorporar otro canario, o incluso un ave de mayor tamaño. Te aseguramos que te encantará tener a tu ave en casa y no tardarás en querer darle compañía.

Separación de los barrotes

Los barrotes de las jaulas de aves también es otro factor a tener en cuenta. A nuestros protagonistas no solo les gusta volar, sino sostenerse con sus patas en ramas. Pues bien, si viven en una jaula acostumbrarán a agarrarse a los barrotes de las paredes. Por lo tanto los barrotes han de ser, en primer lugar, de buena calidad, y en segundo lugar, deben de tener una anchura lo suficientemente amplia como para que se agarren a ellos. Eso sí, no te excedas con la separación de los barrotes pues no conviene que puedan extraer otras partes de su cuerpo como la cabeza puesto que podrían escaparse fácilmente. En estos barrotes también puedes encajar trozos de comida como fruta o verdura para que puedan comerlo cuando les apetezca.

Material de fabricación

Existen jaulas de distintos materiales, como plástico, madera o metal. Nosotros te aconsejamos que sean de metal (por supuesto inoxidable para evitar cortes e infecciones en nuestros pájaros) o, si son de plástico, sea de buena calidad y resistente. Esta resistencia no lo comentamos para que tu mascota no rompa los barrotes, pues salvo que sean de muy mala calidad, es difícil que esto ocurra, sino para que puedan aguantar el impacto de una caída, u otro ulterior golpe que se le pueda dar por accidente.

¿Qué meter dentro de la jaula?

Normalmente en las jaulas de aves se introducen asideros y comederos.

Los asideros son utensilios a modo de perchas que las aves usan para sujetarse en reposo. Es donde pasarán la mayor parte del tiempo.

Por su parte los comederos son los objetos en los que colocaremos las semillas para que se alimenten. Ambos objetos es aconsejable que sean de plástico.

Además, hay algunas clases de pequeños juguetes en las tiendas de animales que, si tienes espacio, podrás introducir en la jaula para entretenimiento de tu mascota.

Colocación de la jaula

Como te hemos comentado anteriormente, las aves mascota son animales muy sociables que les encanta el contacto con las personas. Diariamente deberías de dedicar un rato a interactuar con tu pájaro, aumentará tu cariño hacia él y viceversa, y además, le mantendrás más saludable y activo.

Por este motivo es aconsejable colocar las jaulas en lugares donde haya contacto con personas de la manera más continua posible. Un buen lugar es la habitación (aunque cuidado, ¡podría despertarte por la noche!) la cocina o el salón.

En cuanto a las condiciones ambientales es importante que tengan luz natural abundante y que la temperatura no tenga grandes variaciones. Es preferible una temperatura lo más constante en la medida de las posibilidades y que sea de intensidad media o templada. Un lugar excelente en la estancia es cerca de la ventana.

Ventajas de tener un pájaro como mascota

A lo largo de esta página ya te hemos comentado algunos de los puntos fuertes que tienen las aves de mascota, sin embargo a continuación te los condensamos y ampliamos:

  • Comodidad. Las aves son animales cómodos de mantener. Solo ocupan un pequeño espacio destinado a la jaula y no requieren de grandes cuidados. Nosotros te aconsejemos que, al igual que por ejemplo los hámsters, les permitas momentos de pseudo libertad, esto es, que les dejes salir de la jaula por una estancia cerrada, como puede ser tu salón. De esta manera podrán revolotear, ejercitarse y divertirse. Ten atención a los objetos frágiles que puedas tener encima de las estantería porque accidentalmente podrían tirarlos al suelo y retíralos antes de dejarles dar este pequeño paseo.
  • Inteligencia. Las aves son animales especialmente inteligentes, por eso tienen un carácter curioso e inquieto que les hace investigar su entorno y aprender cosas nuevas. No es ningún secreto que los loros imitan las palabras y sonidos de los humanos, ¡incluso cantan nuestras canciones! o que incluso se les puede adiestrar para realizar distintos juegos o actividades.

A continuación te compartimos un vídeo en el que puedes ver a distintas aves domésticas teniendo comportamientos divertidos. ¡Que lo disfrutes!

https://www.youtube.com/watch?v=lWjKdyWsDMI

  • Economía. Mantener un ave es algo muy barato. Es cierto que algunas especies de aves alcanzan precios en tienda elevados, mientras que otros son más económicos. Pero en cuanto al precio de manutención es innegable que no es algo costoso; la mayor inversión es la comida, y no se trata de un alimento caro precisamente. De manera que la cartera ¡no será un motivo para no tener a tu periquito en casa! En cuanto al trabajo que nos llevará cuidarlas, las aves son animales limpios por lo que la limpieza tampoco será un engorro; tan solo debes preocuparte de limpiar su jaula cuando esté sucia, y el resto del tiempo podrás dedicarlo a divertirte con ella. No obstante, son animales que no manifiestan las enfermedades, por lo que es muy posible que si está enferma no te percates de ello hasta que sea tarde. Es por esta razón que anualmente es aconsejable llevarlas al veterinario para realizar chequeos de salud.
  • Longevidad. Si tu ave goza de buena salud, será capaz de vivir mucho tiempo, algunas viven varias decenas de años incluso.
  • Belleza. Hay pocos animales en la naturaleza que sean tan bonitos y majestuoso como las aves. Además, en su mayoría tienen plumajes coloridos y muy intensos que harán de ellos el gran protagonista de la estancia donde se encuentren. Eso sí, no son utensilios de adorno, recuerda que aunque quedan genial en tu salón, son seres vivos y necesitan los cuidados que se merecen por otra parte. La responsabilidad es fundamental para tener un pájaro en tu vida (¡y cualquier otra mascota!)

Cómo cuidar un pajarito bebé

  1. Hay ocasiones en las que uno no planeaba hacerse con un ave como mascota, sin embargo, podemos encontrarnos un pajaro bebé en el campo o en la calle. En este caso seguro que, como los amantes de los animales que somos, queremos prestarle ayuda y cuidarle de la mejor manera posible para que no se encuentre desprotegido.

Pues bien, a continuación te presentamos los mejores consejos para enfrentarte a esta situación. Si quieres cuidar de un pajarito debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Que hayas visto a este ave solo, y aparentemente desvalido, no significa que sus padres le hayan perdido o que no estén cerca. Tu deber es prepararlo todo para darle asistencia, pero ten en cuenta esto y, una vez prestados los primeros cuidados, asegúrate de que no ves a sus padres. Si finalmente no aparecen, tus sospechas probablemente sean ciertas y deberás llevar el ave a las autoridades competentes para que se encarguen.
  • Identifica de qué especie se trata. En función de a qué especie pertenece las necesidades alimenticias tendrán distintas combinaciones, por lo que es fundamental saber esto antes de preparar la comida adecuada. Si tienes dudas lo mejor es buscar ayuda experta o asesoramiento. No dudes en hablarlo con aquellas personas que sepan más que tú, puesto que con la mejor de tus intenciones, si te equivocas, será peor para el pajarito.
  • Prepara comida para el ave. Es muy pequeña, por lo que lo mejor es comprar en un supermercado cereales de bebé en polvo mezclado con agua, así crearás una papilla que el pajarito podrá comer con más facilidad. Si le dieras semillas como si fuera un ejemplar adulto correría riesgos innecesarios y probablemente ni siquiera pudiera comerla.
  • Cuidado con el agua. El primer instinto básico que a cualquiera nos saldría de manera natural al ver una cría de pájaro desvalida sería darle agua. Pues en este caso debes abstenerte de hacerlo puesto que tienen una laringe muy frágil y podrían ahogarse. Con la papilla que hemos mencionado, tendrán fuente hídrica suficiente para recuperarse en estos primeros momentos.
  • Por último observa si sus padres vienen a por la cría. Lo más seguro es que si tienen localizado a su hijo te hayan visto y no se acerquen por miedo, de manera que “abandona” la cría en un lugar donde puedan venir a por ella durante unas horas. Si no vienen a por ella, será el momento de llamar a las autoridades y entregarles tu hallazgo, en mejores condiciones gracias a tu ayuda.