Saltar al contenido

Bóxer

Bóxer

Sin ninguna duda el bóxer es uno de los perros más conocidos del mundo, y es que no deja indiferente a nadie a su paso. Es un animal muy noble en el que todo es puro corazón.

¿Quieres conocer más de esta increíble mascota?

¡Estás en el sitio adecuado!

Pero antes te dejamos un increíble vídeo en el que puedes ver a este precioso amigo en momentos divertidos 🙂

https://www.youtube.com/watch?v=ATGVaHi7zjU

Origen del perro bóxer

El Bóxer tiene su origen en Alemania y deriva del denominado Bullenbeisser, que era un perro de tamaño más pequeño y que se usaba en peleas con osos y toros. Fue utilizado en sus orígenes como perro de guerra y escolta durante la primera guerra mundial, para el transporte de cuerpos heridos así como mensajero.

Posteriormente y,debido a su fortaleza de su mandíbula, ha sido destinado a la caza sobretodo del jabalí y del ciervo, así como perro carnicero para conducir al toro a su establo. Los cazadores tenían como costumbre cortarles las orejas y la cola para darles un aspecto más agresivo, manteniéndose esta costumbre hasta nuestros tiempos.

Actualmente, es una de las razas más demandadas como perro guardián y de compañía y, en muchos países, continúa siendo utilizado como perro policía, aunque el primer puesto lo ha ocupado sin ningún género de dudas el pastor alemán.

Características del bóxer

El tamaño del bóxer oscila entre los 58 y 62 cm de altura, según sea macho o hembra, y su peso no suele superar los 35 kg.

Su esperanza de vida ronda los 10 años, y, aunque con un buen cuidado puede vivir unos años más, no es una raza caracterizado por su longevidad.
Uno de los rasgos más característicos de esta raza es su mandíbula fuerte y de presa, que hace que en España sea considerado como perro peligroso, nada más lejos de la realidad.

Su cabeza es grande y fuerte y su hocico suele ser negro y muy achatado.

El pecho del bóxer es muy fuerte y sus patas son altas y resistentes. La cola de este perro es larga y sus orejas se encuentran ligeramente dobladas hacia delante, no obstante, para darle un aspecto agresivo debido a sus funciones originarias, es muy común ver a los bóxer con las orejas y la cola cortadas, costumbre que ya no puede llevarse a cabo desde este año 2018, en el que se ha prohibido la amputación de cualquier parte de los perros.

El pelo del bóxer es corto y fuerte y puede ser de diferentes tonalidades. El más común es el bóxer marrón y uno de los más demandados es el bóxer atigrado. Su pecho suele ser blanco, y a veces este color puede extenderse por todo su pelaje. El bóxer blanco debe de tener cuidado con la exposición prolongada al sol, ya que le puede producir afecciones en la piel al tener un color tan claro, como quemaduras solares, o cáncer de piel en casos extremos.

Temperamento del bóxer

Uno de los principales rasgos del carácter del bóxer es su bondad y fidelidad. Es un perro tranquilo, estable, leal y protector. Tiene un grado de tolerancia muy alto, lo que le hace ideal para el trato con niños, adaptándose siempre a cualquier situación, con una alegría y energía muy característica de esta raza, incluso en su edad más avanzada.

El bóxer es un perro muy enérgico y activo, que no siempre es consciente de su fortaleza, y puede llegar a ser a veces algo brusco cuando juega, por lo que es necesario que en sus primeros meses de vida sea correctamente educado y adiestrado, para que no se convierta en un adulto incontrolable, y difícil de dominar debido a su fuerza.

Su temperamento vigilante y leal, le convierte en un guardián excelente, ya que es muy protector con su casa y su familia, además su nula agresividad nos permite estar totalmente tranquilos si llega una visita a casa, puesto que su comportamiento será excelente.

En España está catalogado como una raza de perro peligroso debido a su mandíbula de presa y, si bien es cierto que el bóxer es bueno por naturaleza, puede ser muy peligroso y si adiestrado para pelear, precisamente por esta característica y su gran potencia, ya que una vez que muerde a su presa, es muy difícil hacer que la suelte.

Salud del bóxer

El bóxer es un perro fuerte y sano en esencia, aunque no esperanza de vida no es muy alta, se mantienen activos, enérgicos y juguetones durante toda su vida, incluso en edad avanzada.

Algunas de las enfermedades más comunes en este tipo de raza son las alergias y afecciones de la piel, sobre todo debido a la vejez; problemas de estómago e intestinales, que puede derivarse de su morfología, así como epilepsia, cáncer o displasia de cadera, al igual que en la mayor parte de los perros de raza grande.

Cuidados del bóxer

El bóxer no necesita ningún cuidado especial, no obstante debido a su energía y actividad, es necesario que haga ejercicio de forma asidua, moderada y adecuada a su edad y estado físico, tanto para mantenerse en una buena salud física y anímica, como para poder desarrollar y mantener su musculatura tan característica.

Es muy importante mantenerlos activos de cachorros para evitar que descarguen esa energía en el mobiliario de la casa. No obstante, hay que controlar su ejercicio sobre todo en las épocas de calor, ya que su
hocico aplastado y retraído puede provocarle problemas respiratorios en momentos de altas temperaturas.

Debemos de tener en cuenta que es una raza bastante bruta y que nunca presentará síntomas de cansancio, sólo querrá jugar a todas horas, en cualquier lugar, y derrochando energía y alegría, por lo que es necesario controlar el ejercicio que realizan ya que ellos no sabrán parar.

Es necesario también llevar un control de la comida, y que sigan una dieta equilibrada, sin comer grandes cantidades de cada vez, ya que tienden a tener problemas estomacales e intestinales. Además es bastante que fácil que aumenten de peso, lo que provocará en edades adultas problemas de huesos. Aún así, su incansable energía les hará querer comer a todas horas, por lo que debemos de racionalizar las comidas e imponer unas sencillas rutinas.

Se adaptan a la vida tanto en un apartamento como en una casa, y serán tan felices en el campo como en la ciudad, siempre y cuando vivan en familia, se les saque diariamente a pasear y reciban mucho cuidado y atención, ya que no hay nada que haga más feliz a un bóxer que satisfacer y acompañar a sus dueños.

Razones para tener un bóxer

– Tendrás un compañero enérgico y alegre que siempre estará dispuesto a
acompañarte a cualquier lugar y se apuntará a cualquier plan.

– Serás el centro de atención de cualquier sitio al que vayas, ya que su estética y belleza nunca pasa desapercibida.

– Su lealtad y bondad nunca dejarán de sorprenderte.

– Será siempre el mejor amigo de tus hijos, incluso ellos se cansarán y dormirán  antes que él.

– Son extremadamente cariñosos y familiares, te colmarán siempre de mimos, compañía, atención y, sin ninguna duda, ¡de muchas babas!