Saltar al contenido

Cuanto vive un gato

Cuanto viven los gatos

El gato es uno de los animales domésticos más comunes después de los perros. Esto tiene mucho sentido porque los gatos son animales muy caseros, que adoran la compañía humana y muy fáciles de cuidar. De hecho no necesitan salir a dar paseos diarios varias veces y se sienten cómodos y seguros explorando las casas.

Es por ello que la esperanza de vida del gato doméstico es bastante elevada en comparación a los gatos salvajes. Están más cuidados, en entornos seguros y lejos de inclemencias climatológicas.

Ahora bien, si te estás planteando tener un gato en casa seguramente quieres saber ¿Cuánto tiempo viven los gatos? ¿Cuántos años va a vivir mi gato?

La respuesta no es tan sencilla como aparenta puesto que depende de muchos factores. Sin embargo, lo más correcto es decir que un gato vive en torno a 12-15 años.

¿Cuántos años vive un gato?

Cuanto vive un gato doméstico

Aunque solemos decir que la esperanza de vida de un gato es de 12 a 5 años, depende mucho del gato y de su estilo de vida. Normalmente los gatos que tenemos en casa, el gato doméstico, tiene estilos de vida equilibrados. La alimentación del gato doméstico suele ser rica y variada y, además, no están a intemperie por lo que gozan de muy buenas condiciones de vida.

Un gato doméstico solo necesita grandes dosis de amor, arena limpia y una cama cómoda en su casa para tener una vida longeva. De esta manera y con los chequeos veterinarios periódicos, un gato doméstico puede vivir hasta más de 15 años.

Cuanto vive un gato callejero

Sin embargo, cuando hablamos de gatos que no viven en hogares, la situación cambia drásticamente. En el caso de un gato abandonado, este sí sabe lo que es vivir con todas las comodidades de un gato doméstico. En este caso, podemos decir que el estrés es mayúsculo y, aunque tenga instinto de supervivencia, es muy probable que su esperanza de vida se acorte enormemente.

En el caso de gatos que nunca han vivido en una casa, el rango de estrés que soportan es menor debido a la falta de contraste.

Cualquier gato que viva en la calle debe de defenderse de depredadores y humanos malintencionados, además de tener que cazar o rebuscar en la basura para encontrar alimento.

Estos gatos suelen refugiarse en lugares atechados y preferiblemente secos. Por ello es muy común ver a gatos alojados en los bajos de un coche aparcado en la calle.

Un problema muy usual de los gatos callejeros es que no tienen atención veterinaria. Es por este motivo que son vulnerables a enfermedades parasitarias, a moquillo o a la rabia, entre otras enfermedades. Esto hace que los gatos callejeros o abandonados tengan un factor riesgo muy elevado en comparación con un gato doméstico, lo que acorta su esperanza de vida.

Si en el gato doméstico decíamos que la esperanza de vida podía ser de 15 años o más, en el caso del gato callejero tenemos malas noticias. Un gato callejero vive alrededor de 5 años, siendo muy afortunado, puesto que es normal que vivan menos de 3 años en muchos casos.

Qué acorta la esperanza de vida de un gato

Hay numerosas causas, como ya hemos adelantado, que hacen que un gato viva pocos años. Entre estas causas podemos enumerar las siguientes:

Accidentes

Tanto un gato callejero como un gato doméstico tiene inclinación por realizar maniobras arriesgadas. Aunque los gatos son animales muy ágiles y seguros, esto no significa que sean invulnerables. Por ello los gatos pueden sufrir accidentes que acorten el tiempo que vivan, como caídas desde mucha altura.

Enfermedades

Si tienes un gato estás obligado/a a llevarle al veterinario y tener todas las precauciones necesarias. Entre las medidas que deberás de tomar es la del suministro de medicamentos y desparasitaciones, además de las vacunas pertinentes. Si sigues los consejos de tu veterinario todo irá bien y tu gato vivirá muchos años.

En el caso de los gatos callejeros, en cambio, al no tener estos cuidados a su servicio, son más propensos a desarrollar enfermedades leves y graves que hagan que vivan menos tiempo.

Gatos con obesidad

Este problema sucede en gatos domésticos que tienen poca actividad y una ingesta calórica elevada. Es muy importante que sigamos las instrucciones de nuestro veterinario de referencia en lo que se refiere a la alimentación de nuestro gato. Asimismo debemos asegurarnos de que nuestro gato tenga actividad suficiente para quemar las calorías que consuma. Una buena manera de hacerlo es tener juguetes para ello o realizar juegos con ellos. De esta manera tendremos un gato ágil y alimentado equilibradamente que vivirá muchos años.

Bolas de pelo de los gatos

Los gatos son animales muy limpios que se lavan a sí mismos de forma independiente. Esto lo hacen gracias a su lengua, dispuesta de unas papilas que funcionan como si fuera un cepillo. Esto es genial, porque nuestro gato siempre estará aseado!

Sin embargo, la cara fea de la moneda es que tienden a tragarse muchos pelos en este proceso. Este pelo se acumula en el estómago y es eliminado.

En ocasiones, cuando tragan demasiado pelo, el gato regurgitará y vomitará el pelo en forma de bolas de pelo. Esto es algo muy poco recomendable que puede generar problemas a medio o largo plazo, por no hablar de los problemas del sistema digestivo por la presencia de pelo.

Podemos ayudar a nuestro gato realizando cepillados profundos y frecuentes, para que cuando se lave con su lengua haya la menor cantidad de pelos muertos posibles. Si hacemos esto nuestro gato enfermará menos y tendrá una esperanza de vida mayor.

Tabla de edad-¿Cuántos años humanos es un año de gato?

Un gato, al igual que sucede con los perros, no cumple años de la misma manera que los humanos. De esta manera, un año humano equivale a 15 años gatunos! así que si tienes un gato de 1 año, tienes a todo un adolescente en casa.

A continuación puedes ver la equivalencia de edades de gato con años humanos.

1 año 15 años
2 años 24 años
4 años 32 años

6 años 40 años
8 años 48 años
10 años 56 años

12 años 64 años
14 años 72 años
16 años 80 años

Como te hemos dicho antes, los gatos viven hasta 15 años, en algunas ocasiones más. Esto significa que si tienes un gato de 14 años,¡ tienes a todo un anciano de 72 años compartiendo casa contigo!