Saltar al contenido

Como bañar a mi perro en casa facil paso a paso

Como bañar a un perro paso a paso

Bañar a tu perro es una de las tareas más engorrosas que tienen los dueños de los canes ya que, en general, a los perros no les gusta el agua. Al menos no para bañarse. Por ello puede que bañar un perro en casa se convierta en una tarea difícil, sin embargo, es una tarea que no debes descuidar y, cada cierto tiempo, hay que someter a nuestros peludos a un buen baño que le deje bien aseado.

Debemos tener en cuenta que los perros, por su propia cuenta, saben cuando están sucios y por ello intentan lavarse. Es común ver a tu perro lamiéndose las patas, por ejemplo, para quitarse suciedad, o rebozarse por la alfombra. Cuando tu perro se reboza por la alfombra o el césped, además de divertirse, también significa que está intentando quitarse suciedad. Sin embargo esto no es suficiente por lo que es muy importante que te esfuerces en bañar al perro con la frecuencia adecuada.

Cuando bañar a un perro

Te recomendamos que para conocer cada cuanto debes bañar a tu perro consultes a tu veterinario ya que, dependiendo de su raza y su tipo de piel puede ser aconsejable bañarle con más espacio de tiempo.

Un factor importante a tener en cuenta para saber cuándo bañar a tu perro es el tipo de pelaje que tiene o si tu perro está mucho en el jardín o en la calle. Por lo general lo normal es que la frecuencia de baño del perro sea de 1 vez al mes.

Por supuesto si tu perro ha tenido algún evento extraordinario, como jugar en un parque cuando está lloviendo y se llena de barro, puedes bañarle aunque el último baño del perro haya sido recientemente.

Pero sobre todo recuerda que no debes bañar al perro a menudo, sino cuando huela mal o le veas sucio. Es importante que sepas también que si cepillas a tu perro frecuentemente su pelo gozará de mejor salud y no necesitarás bañar tu perro más de una vez al mes, como se suele aconsejar.

Como bañar a mi perro en casa

Como bañar a un perro en casa

La mayor parte de nosotros no tiene un jardín para poder bañar a su perro fácil, por lo que debemos de utilizar nuestras propias bañeras o duchas para ello. Además, debemos considerar que el perro no quiere bañarse, por lo menos de forma general, por lo que es clave que acostumbres a tu perro al baño. Para ello ármate de paciencia y sigue las pautas que te vamos a enseñar en este artículo para que bañar a tu perro fácilmente sea algo de lo que puedes presumir.

Como premiar a tu perro en el baño

Los perros razonan por asociación, por lo que tienes que conseguir que el momento de lavarse se convierta en algo positivo. Para ello puedes hablar a tu perro de forma amable y cariñosa una vez que le metes en la bañera. Además es buena idea darle chuches si, por ejemplo, entra en la bañera por su propio pie. De esta manera el perro asocia el baño con algo positivo y no con un momento estresante.

De la misma manera, cuando le mojes y enjabones o cuando le aclares o seques con la toalla, es muy positivo que le refuerces, o bien con chuches cuando se porte de manera adecuada o con muchas caricias o palabras positivas en tono agradable.

Lo fundamental es que el perro identifique el momento del baño como algo positivo y que “nos pone de buen humor” para que no rechace bañarse.

Como bañar a un perro paso a paso

Como bañar a tu perro paso a paso

A continuación te proponemos una serie de pasos para lavar a tu perro con algunos consejos sobre cómo hacerlo. Esperamos que de este modo bañar a tu perro en casa se convierta en una tarea más accesible!

 

Cepillar a un perro antes del baño

El primer paso para lavar a tu perro en casa es darle un buen cepillado. Es muy importante que cepilles el pelo del perro a menudo, pero antes de un baño es un paso obligado. De esa manera conseguirás que los pelos muertos, polvo y residuos superficiales salgan del pelaje de tu perro antes del baño.

Debes tener en cuenta el tipo de cepillo que uses, ya que no es lo mismo cepillar a un perro de pelo corto que cepillar a un perro de pelo largo. En el caso de que vayas a cepillar a tu perro de pelo corto, debes usar una herramienta con cerdas cortas que ayuden a rasgar el pelo. Si por contra vas a cepillar a un perro de pelo largo, debes usar un cepillo específico para pelo largo que, además de limpiar su pelaje, desenredará los nudos que tenga.

Una vez que hayas cepillado a tu perro podrás empezar con el baño en sí mismo.

Como bañar a un perro en casa

 

Qué champú utilizar para bañar a mi perro

El ph de la piel de tu perro no es igual que la de los humanos o que la de otro animal. Por lo tanto no uses champús o jabones para personas porque el efecto en la piel y pelo de tu perro puede ser muy malo. Por contra utiliza un champú específico para perros y, si puede ser, un champú de perro desparasitario, mucho mejor porque ayudará a rechazar posibles parásitos durante un tiempo.

Otro aspecto importante si piensas en qué jabón usar para bañar a tu perro, es que debe de ser un champú específico para perros. De hecho en el mercado podrás encontrar champús para perros de pelo largo y champús para perros de pelo corto, al igual que sucedía con los cepillos. Esta cuestión no es tan importante porque tienen efectos similares, pero sí es cierto que champús específicos para perros de pelo largo pueden ayudar a que tengan menos nudos.

Precaución con el jabón para bañar el perro

Cuando enjabones a tu perro pon especial atención en que no le entre jabón en los ojos puesto que puede irritarle. Si le ha entrado jabón en el ojo al perro, no te preocupes, sencillamente lávaselo con suero fisiológico y no ocurrirá nada. Puede que, si la irritación persiste, debas de visitar a tu veterinario. Además, ten en cuenta que existen colirios específicos para echárselo a tu perro y evitar que se le irrite el ojo mientras le enjabonas.

¿puedo lavar a mi perro con champú de persona?

Como te decíamos no debes hacerlo. Son composiciones específicas para humanos por lo que al perro no le sienta bien. Puede que un lavado no tenga efectos, pero si lo haces a menudo tu perro puede presentar lesiones en la piel o en el pelo.

¿puedo lavar a mi perro con fairy?

Es sorprendente que esta pregunta es una de las más buscadas en internet cuando las personas piensan en lavar a su perro. El fairy o los productos desengrasantes para lavar la vajilla son jabones baratos y muy utilizados, pero al igual que sucede con el champú de persona no deben de usarse para bañar a tu perro. Si te da por usar fairy para lavar a tu perro, estarás cometiendo un error con efectos secundarios en tu perro.

Secar a un perro con toalla

Una vez que hayas terminado de ejabonar bien a tu can, debes aclararlo con abundante agua y sercarle el pelo. No necesitas nada especial sino una toalla de persona, en este caso las toallas son idénticas y las que usas para ti puedes usarlas con tu perro. Eso sí, te recomendamos que las laves después y no las uses directamente en tu propia piel para evitar suciedades o pelos.

Cuando pases a secar con toalla a tu perro hazlo con suavidad, sin frotar fuerte, para evitar tirarle del pelo y desescamar su piel en esceso. No pasa nada si el perro queda algo húmedo y seca a temperatura ambiente.

Cabezal de perro para bañar al perro

Una medida de precaución que algunas personas utilizan consiste en ponerle un cabezal al perro. Gracias a esto protegerás mejor sus ojos y cabeza de la irritación por el jabón. Por cierto, al igual que tienes cuidado con los ojos, debes evitar que entre jabón dentro de sus oídos.

El problema de estos cabezales es que pueden asustar a tu perro y convertir el momento del baño en un momento más estresante para él, por lo que te recomendamos que seas muy cariñoso con tu perro y le refuerces positivamente con caricias para que no asocie el momento dell baño con algo negativo.

Qué temperatura usar para bañar a mi perro

Esta es una cuestión de suma importancia, lo más aconsejable es usar agua tibia, alrededor 20-23 grados centígrados está bien. Las personas acostumbramos a bañarnos con agua muy caliente, especialmente en invierno, esto es algo que debemos evitar ya que las pieles de los perros son muy sensibles al agua caliente y pueden sentir dolor con más facilidad que nosotros. De la misma manera, podemos bañar a nuestro perro en el exterior, pero recuerda no hacerlo en invierno puesto que el perro podría enfermar por la combinación entre las bajas temperaturas y la humedad en el pelo.

 

Cómo bañar a un perro grande en casa

Uno de las dificultades de tener un perro grande en casa viene a la hora de bañarlo puesto que las razas más grandes pueden ser más difícil de manejar en el baño. Si tienes un perro de raza grande y tienes pensado bañarle, sigue todos los consejos que acabas de leer porque son aplicables tanto a perros grandes como pequeños. Pero sí es cierto que debes de ser especialmente cariñoso con tu perro grande en el baño porque si te ve tratarle con brusquedad o utilizando excesiva fuerza para controlarle, tu perro puede estresarse y hacerte mucho más difícil el baño, por no hablar de que a ti te costará mucho más manejarle.

Utiliza cariño y cuidado combinados con refuerzo positivo y tu perro grande verá la ducha como algo positivo.

Cómo bañar a un perro cachorro fácil

Bañar a un cachorro es especialmente delicado en la medida en que la sensibilidad que tienen es mayor y son más delicados. Por eso, si vas a darle el primer baño al cachorro es muy aconsejable que lo hagas en bañeras o en pilas de lavabos para que tu control sobre él sea mayor y evites que se golpee por resbalones o por sustos. El refuerzo positivo con el cachorro es muy importante, aunque seguramente responda peor a él que un perro adulto por la sencilla razón de que está menos acostumbrado a la comunicación contigo al ser tan joven.

Por ejemplo, si quieres bañar a un perro yorkshire, aunque sea un perro adulto, las precauciones que debes de tener y los cuidados son los mismos que con un perro cachorro debido a sus reducidas dimensiones. Al contrario que ocurre al bañar a un perro grande, bañar a un perro pequeño o un cachorro te llevará menos esfuerzo.

En el mercado puedes encontrar champús y cepillos especiales para cachorros que harán que bañar a tu perro pequeño en casa sea algo más apropiado. Por lo demás te recomendamos que sigas las instrucciones anteriores pero extremando las precauciones al tratar con él. Es mejor pecar de exceso de cuidado que de defecto.

 

Como bañar a un perro que no se deja

Puede que tu perro sea adoptado y su anterior dueño no le bañara o lo hiciera de una manera poco adecuada. También es posible que si cuando te dispusiste a bañar a tu perro por primera vez no lo hicieras de manera propicia, tu perro odie el agua y por lo tanto tengas un perro que no se deje bañar.

Sin embargo, no te preocupes, es un problema muy común y a muchos dueños de perros les sucede. Tan solo debes de usar el refuerzo positivo haciendo tu mejor versión y esforzarte porque el momento del baño sea algo positivo y agradable. Utiliza palabras de afecto, recompénsale con caricias y trátale con mucho amor y cariño. Lo más importante es que consigas que el perro disfrute el baño y que sepa que tras el baño habrá algo bonito. Por ejemplo puedes darle su golosina preferida o su juguete preferido. Con el paso de los baños conseguirás que asocie el baño con algo positivo y no sea tan resistente a bañarse, dejando de ser una experiencia que le de miedo.

Te aconsejamos que, con un perro que odia bañarse, tengas más precauciones de las debidas. Por ejemplo puedes asegurarte de que tienes todo a mano antes de empezar (cepillo, champú, toallas, correa, etc)

También es algo muy inteligente poner una superficie de goma en el suelo de la bañera como una alfombra de silicona con ventosas para fijarse al suelo. De ese modo la superficie de la ducha no será muy resbaladiza y el perro no tendrá tanta sensación de inseguridad.

Por supuesto evita por todos los medios que le entre agua o jabón en los ojos u oidos porque si tu perro odia bañarse, con algo tan desagradable como eso, dará varios pasos hacia atrás.

El tacto a usar es amable, pero no por ello falto de firmeza.

Y sobre todo, mucho cariño y práctica. Poco a poco tu perro disfrutará de sus baños.